2 jul. 2010

Sigo viva...

Después de un mes y medio de auténtica mierda, pues mi vida rutinaria desapareció y no dejó ni una triste nota, parece que por fin todo vuelve a su lugar.

La rutina ha vuelto y me cuenta que ahora es distinta, que ahora se abrirá una bonita etapa de cambios (para mi) y que me cabrearé (como siempre me pasa), pero que va a ser bueno (que Dios nos pille confesados)...

En fin, mientras me dice esto, yo enciendo un piti, cierro los ojos (intentando visualizar "el percal") y siento miedo, pero también experimento una sensación agradable...

Lo que no mata, hace más fuerte



3 comentarios:

  1. :)

    hija...por fin un poco de calma...bueno de aquella manera la verdad.....

    ResponderEliminar
  2. relax total!! jaja
    muy bueno, nos vemos

    ResponderEliminar