20 may. 2016

El equilibrio es imposible

Desde hace un año libero una constante lucha para mantener un equilibrio entre mi anterior vida, aquella donde tenía todo el tiempo para mi y la nueva, donde parece no tener cabida el tiempo para una misma. Y se que algunxs pensaréis que esto es algo muy común entre lxs progenitorxs... sinceramente, me da igual, yo no soy todo el mundo. Yo soy yo y siento por mi.

Volviendo al tema que me pierdo... creía yo que iba gestionando bien este punto de las dos vidas, lo creía de verdad. Porque yo soy de las que piensan que la crianza compartida es buena para la salud mental de todos los miembros de la familia. De verdad que lo pensaba y actuaba en consecuencia, hasta que un buen día cachorro se enfadó.

Después de un par de fines de semana donde tuve varios eventos que no incluían a mi cachorro, éste decidió expresar sus sentimientos a través de un rechazo hacia mi absoluto.

- ¡Hola!
- mmmm NO
-  ¿Vienes con mamá?
- NO
- ¿Te leo un cuento?
- NO
- ¿Un besito?
- NO TE QUERE

Señorxs, ¡NO TE QUERE! jamás alguien había roto mi corazón en tantos trozos...ni siquiera el mega capullo o el cutre mala persona

"No te quere" y desde entonces se que el equilibrio es imposible.

"Un gran sacrificio resulta fácil; los que resultan difíciles son los continuos pequeños sacrificios"

3 may. 2016

Día de la madre



Mi primer domingo de Mayo como madre, lo pasé presa de mis hormonas, confusa, emocionada y en la sola compañía de mi vástago y su progenitor.

- Fue bonito.
- Fui muy feliz.
- Me sentí un poco sola.

Mi segundo primer domingo de Mayo, como madre, fue diferente. Liberada de la lactancia y el vaivén hormonal, me hallaba dispuesta a disfrutarlo más (si se puede) que el año anterior... volver a ser la protagonista ¡qué ilusión!

Debido a un evento familiar, me hallaba rodeada de familiares, con lo que pensé que me sacaría la unica "espinita" del año anterior. Y así acontecieron los hechos:

- Cachorro se despierta de su siesta matutina.
- Robot lo coge en brazos y se dispone a traermelo.
- Una avalancha de familiares se dan a la caza del primogénito.
- Robot y yo nos miramos en la distancia.
- Robot se zafa de abuelas y tías familiares sedientos de niño.
- Robot logra pasarme al cachorro.
- Huyo despavorida.

Cuando vuelvo, recibo miradas de recelo y una atmósfera cargada de reproches tensión... luego fuimos todos a comer.

- No fue tan bonito.
- Fui muy feliz.
- Me sentí incomprendida.

"Tanto amor terminará por separarnos"